Ads 468x60px

Breaking News
Loading...
miércoles, 19 de mayo de 2010

El siempre no existe

La vida sin ana y mia es una vida sin problemas? Por Diana

Cuando me dieron el alta en la clínica, salí pensando que ahora mi vida sería perfecta. Que sin la bulimia y la anorexia de por medio, no tendría más miedos, ni inseguridades ni problemas, que estaba clara para saber elegir lo que me convenía, que me rodearía de gente maravillosa porque podría sacar del medio a la gente que me hiciera daño, es decir, creí que mi mundo sería perfecto. Por lo visto mi tendencia a querer evadir los problemas, seguía intacta.

El mundo no se vuelve un lugar seguro, no está hecho para eso, solo la muerte es segura. Desde que nacemos estamos en constante cambio y por lo tanto frente a abismos de incertidumbre. Algunos contamos con guías sabios que nos indican el camino. Los menos afortunados caemos en manos de gente tan herida, que su alma se ha salido del cuerpo para no sentir tanto, son desalmados, y en vez de darnos amor, nos dan tristezas. Pero en ninguno de los dos casos zafamos de equivocarnos y sufrir.

Hoy ya no vomito ni dejo de comer, tampoco me peso ni temo engordar, pero todavía me cuesta eso de aceptar los fracasos, de aceptarme limitada, defectuosa, de aceptar que no tengo el control de todo, que las cosas me pueden salir mal, que hay gente que no me soporta, que la vida es un aprendizaje constante y que no importa si me jalan, siempre habrá una nueva oportunidad de aprobar la materia.

Es como que quisiera ser siempre mi mejor versión, y no se puede. El siempre no existe. Pero en la práctica me cuesta mucho relajarme.

La gran diferencia entre estar enferma y estar curada, es el grado de conciencia que uno tiene. Cuando estás enferma no te das cuenta de quién eres, de cómo funciona tu mente, de las trampas que te haces tú misma, no sabes para dónde vas, porque no te conoces o te engañas al punto de creerte tus mentiras. Entonces eres la víctima de todo, el mundo gira a tu alrededor y lo que suceda en él, tiene que ver contigo, con lo que dejaste de hacer o con lo que hiciste.

Cuando estás sana, sabes tus limitaciones, conoces mejor tus sentimientos, te das cuenta de por qué te comportas de determinada manera, aunque verlo te joda y no te guste, pero porque lo ves, si te lo propones puedes cambiarlo.

Estar sana es un arma de autoconocimiento que te da poder sobre ti misma y tu mundo. Estar enferma de la mente, con anorexia o bulimia, es como vivir en una nube gris, donde buscas desesperadamente que alguien te muestre el camino y te salve.

El mundo no se vuelve un lugar mejor, el mundo es lo que es, y las personas son lo que son, la que cambia es uno. Mi vida después del alta, siguió con millones de problemas, pero ahora puedo elegir, antes no. Puedo hacer que no existen y dar vueltas sobre mi cuerpo y la comida, o puedo enfrentarlos y así me salgan mal las cosas, seguir aprendiendo y creciendo. Estar sana es aprender a aceptar la realidad, por más dura que sea, y saber que no estamos solos. Hoy celebro estar sana y solo espero seguir prácticando esto de no exigirme ser siempre maravillosa, tarde o temprano, me relajaré y seré yo sin tanto cuestionamiento. Será eso Fluir?

Diana

No lo dije yo.

0 Golpes:

Publicar un comentario

Si tienes algo interesante que decir?, dilo!

Avisos pa pagar el Interne'
 
Toggle Footer